Volamos

Volamos, llegamos, gastamos y a las 2 semanas nos desesperamos.

Mc Donalds con sus hamburguesas a dolar cincuenta: Oasis.

DINERO.
Trabajo.
Las cifras en nuestras cuentas descienden.

Tu primer semana no es tan buena como pensaste.

UELCAM, te dice el país donde vas a vivir a partir de hoy.

Bajás, subís, volás, probás.
¿Te gustó?
¡La ilegal pega más! (dicen)

Jet lag.

¿Y ahora?
Trabajar, pero… ¿de qué?

Muros caen.
“De eso, NI EN PEDO“.

Dejás de convertir el dinero a tu moneda local y te das cuenta que de “ESO” es exactamente de lo que vas a trabajar.

Horas van, horas vienen.

Te das cuenta de que la paga semanal motiva más que la antigua paga mensual en tu trabajo sedentario.

Si me hubieran pagado por semana, quizás hubiera sido distinto

Mentira.

Estarías acá y ahora, sumando horas, llevándote una para que la renta y la nafta te rindan, pensando en que, ahorrando esos 200 dolaritos por semana en algún momento vas a poder viajar a Tonga, Fidji, Samoa…

Te unís a este grupo.

Te cruzás con personajes y te comparás –este la tiene fácil, encontró laburo de lo que le gusta de toque

Chamuyo.

No le gusta y está en la misma que vos sólo que aceptó la que le tocó o simplemente se cansó de quejarse.

Juntás kiwis, bananas, manzanas, tomates, ajies, peras, frutillas y todo lo que la madre tierra puede darnos.

Sumás horas, hernias, cayos.
Descubrís músculos nuevos.

Limpiás casas, lavás platos, te ponés la casaca de labourer, cortás pasto, sos baby sitter.

Hacés camas.
Hacés camas.
Hacés camas.

Reflexionás:

Abandoné la Rat Race de oficina, pero sigo en la Rat Race workingholidayeana. ¿Qué onda?

Analizás posibilidades.

Te das cuenta que para que entre, tiene que salir.

Tu cerebro divaga en lo sexual.

Nuevos muros caen.

Gastás y no te importa cuánto.

Cuando deja de importarte, CONFIÁS.

El universo, o los duendesitos verdes, como quieras llamarlo, acomoda los pilares y empieza a girar otra rueda.

Te despreocupás.

Empezás a hacer lo que te gusta.

Tocás la armónica, el tambor, pintás, escribís, caminás, corrés, andás en bici, cocinás, bailás.

Hacés lo que te gusta y eso es el motor de esta nueva rueda.

TU rueda.

Salís (de la rat race), entrás (en vos).

Sale un trabajo.
Otro.
Y otro.
Todosalavez
TODOSJUNTOS.

Todo fluye.

El dinero, tus ganas, tus motivaciones.

De los miedos te olvidás. Hasta que te acordás que te olvidaste y el fuego se aviva.

Redundante, pero real.

Reflexionás:

¿Hacer lo que me gusta genera esta energía de cambio o es  esto pasajero?

Energía de cambio íntimamente relacionada con lo que hacés.

Vieja te extraño

Gastás en lo que realmente te gusta y te hace libre.

Porque para que entre, tiene que salir.

Si sale con felicidad, entra con felicidad. Al cuadrado.

Tropezás y toda la confianza muere.

El fuego del miedo se aviva, pero es un recuerdo, no es real.

Los recuerdos son cosa del pasado.

El pasado no es el ahora.

El ahora es energía de cambio.

Volves a ser vos (nunca dejaste de serlo), confiás, hacés (lo que gusta) y generás.

¿Dinero?

No.

Energía.

Cambio.

Y fuera.

Exe Guerra Written by:

Primero fue Nueva Zelanda. Después Tonga, Asia y Argentina. En Australia encontré el amor (y la muerte). Hoy: Irlanda. Mañana: Dinamarca. Intentando descubrirme a mí mismo a través de estos textos que nacen en mi corazón.

12 Comments

  1. 23 agosto, 2015
    Reply

    ¡¡¡Pero qué bueno eres joder!!! Impresionantemente bonito.Felicidades, Zorionak, Congratulations, lo que quieras…y qué razón…

  2. 23 agosto, 2015
    Reply

    Exe querido, no podrías haber descrito mejor este momento en el espacio. Que sentimientos encontrados. Irte para salir de la eat race, pero laburar 60 horas por semana de algo que apesta de todas maneras. Una rat race con olor y color a viaje.
    abrazo! Tato

    • 24 agosto, 2015
      Reply

      Una rat race con olor a canguro y playita también. Abrazo selvático desde Eudlo! 🙂

  3. Henry
    24 agosto, 2015
    Reply

    Estoy por salir para nz en unos días y wow que estoy aterrado, espero que me pase todo eso.

    • 24 agosto, 2015
      Reply

      No hay nada de qué preocuparse hermano. Éxitos en tu viaje.

  4. 1 septiembre, 2015
    Reply

    Hermosoooo!!! no encuentro el blog de tu novia para leerlo tambien!

  5. Miguel
    22 octubre, 2015
    Reply

    Que dos blogs más buenos que me acabo de encontrar 🙂 Gracias

    • etsequiel
      22 octubre, 2015
      Reply

      Gracias a vos querido! 😀

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *