Viajar

Y no morir en el intento.

Todos alguna vez tenemos ganas de viajar y escapar.

Algunos más que otros pero a TODOS en algún momento nos pica el bicho viajero. Muchos suprimen las ganas comprando objetos materiales que los confortan momentáneamente, otros las apaciguan haciendo viajes cortos con familia, amigos o novia.

Otros VIAJAN.

Con VIAJAR me refiero a VIAJAR. No estoy hablando de una escapada de 5 días a Uruguay, un fin de semana largo en Gualeguaychú o 15 días en Brasil. Si bien esos viajes son excelentes y apaciguan nuestras ganas, al volver de los mismos nos vamos a dar cuenta que lo único que generamos fueron realmente más ganas de VIAJAR.

El concepto de viaje del que les escribo es distinto. Un viaje cultural, emotivo, apasionante, en el que tengamos que vaciarnos de lo que somos y darnos espacio para llenarnos de lo que sabemos que podemos ser.

¿Cómo sé que el viaje que quiero hacer me va a llevar a todos esos lugares?

Simplemente tomando la decisión de hacerlo. El viaje comienza en el segundo en el que tomamos la decisión de hacerlo. Ni antes ni después. En ese segundo nos damos cuenta de lo que somos capaces y de la decisión que acabamos de tomar. El resto, viene solo. No importa el destino, no importa el tiempo ni los acompañantes, lo único que importa es la decisión y el viaje en sí.

Ahora, si ese segundo lo es TODO, no tenemos tiempo de acobardarnos y dejar que nuestra conciencia piense en la persona que abandonaríamos al emprender la aventura de viajar. Si dejamos que eso pase, lo perdemos todo.
Por eso, una vez que tomamos la decisión, es TODO o NADA. Es extremista, lo sé. Pero en esta situación las cosas son así. Si pensamos en la persona (y por consiguiente la vida) que abandonaríamos al viajar, nos acobardamos. Si pensamos en la aventura, nos llenamos de coraje.
Pero siempre la cobardía es más fuerte que el coraje, esto es simplemente por experiencia y costumbre. Es más fácil optar por lo conocido que por lo desconocido. Es más fácil tomar una decisión ordinaria, que una extraordinaria.
Por eso, una vez que tomamos la decisión de viajar no debemos darle lugar a la duda. La duda nos ataca y es mortífera cuestionándonos nuestra realidad, nuestra edad, nuestras relaciones, nuestra familia; nuestra vida en sí.
La duda es inevitable pero la respuesta y “antídoto” para con la misma los tenemos nosotros.

¿Qué hacer cuando la duda se presenta?

No sé. Yo tomé una decisión; fui y compré mi pasaje. Al hacer esto, la duda se desvaneció, todos los problemas que estaban en mi cabeza se convirtieron repentinamente en nuevas oportunidades, nuevas aventuras, nuevos personajes y en una nueva etapa de mi vida.
No dejemos que la duda nuble nuestros sueños de viajar. Si la duda del consciente se hace presente, hagámosle frente en su mismo plano, con hechos reales, convirtiéndonos a nosotros mismos en los artesanos de nuestro futuro, decidiendo nosotros por nosotros mismos.
Si la decisión fue equívoca, aprenderemos, si la decisión fue favorable, el orgullo y placer que vamos a sentir al vivir los frutos de la misma no nos lo va a quitar nada ni nadie.

Me despido con mi frase favorita del Maestro de Maestros: Yoda.

“Do or do not, there is no try”.

Les dejo también algunas fotos de ESE viaje (que todavía no termina!) para los que todavía dudan:

Tonga - Keleti Beach
Tonga – Keleti Beach

Nueva Zelanda - Queenstown
Nueva Zelanda – Queenstown

Nueva Zelanda - Mount Cook
Nueva Zelanda – Mount Cook

Nueva Zelanda - Arrowtown
Nueva Zelanda – Arrowtown

Namasté!

Exe Guerra Written by:

Primero fue Nueva Zelanda. Después Tonga, Asia y Argentina. En Australia encontré el amor (y la muerte). Hoy: Irlanda. Mañana: Dinamarca. Intentando descubrirme a mí mismo a través de estos textos que nacen en mi corazón.

4 Comments

  1. Pela
    19 febrero, 2014
    Reply

    Hola, llegue de casualidad al blog y la verdad me gustó mucho. Soy el pela y estoy a 21 días de dar ese paso y dejar todo y salir a la aventura!
    Saludos y de nuevo muy bueno el blog

    • 19 febrero, 2014
      Reply

      ¡Hola! Me alegro mucho que te haya gustado y por sobre todas las cosas, FELICITACIONES. ¿Cuál es tu destino? Éxitos y nuevamente, ¡gracias!

  2. nahila
    22 mayo, 2015
    Reply

    muyyy bueno!!!!!!!! estoy en ese proceso…

    • 22 mayo, 2015
      Reply

      Hola Nahila, gracias por tu comentario! Me alegro y sabé que… todo pasa… Saludos y éxitos.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *