Consejos extra-ordinarios

No les voy a dar consejos obvios ni les voy a vender un seguro de viaje.
Los voy a cachetaear e intentar que acepten quienes son, que analicen sus comportamientos, que reconozcan aquello que creen que esta “mal” y lleven al extremo lo que creen que está bien.

Que lo compartan. Que lo sientan.

∇   No te creas algo que no sos. Sé vos  mismo.

Si, lo primero que vas a pensar es “yo siempre soy yo mismo”. Muchas veces sí, cuando estamos solos, pensando en lo que deberíamos haber hecho

Eso.
Eso.

Muchas otras (la mayoría de las veces), no.
Somos seres sociales y nos comportamos de acuerdo a nuestro entorno; pocas veces actuamos como realmente queremos actuar.
Gritamos cuando queremos callar. Callamos cuando queremos gritar. Nos quedamos quietos cuando queremos bailar y bailamos y queremos movernos cuando deberíamos estar en silencio. Deberíamos. Qué palabra tan fuerte.

Sé vos mismo. sin importar qué o quién te rodee.
Respetá tus valores, tus enseñanzas, tu yo ancestral, tus sentimientos, tus impulsos.
Sé vos mismo.


∇   Sentite incomodo
Roomate sumamente desordenado a la vista, incomodidad extrema.
Roomate sumamente desordenado a la vista, incomodidad extrema

Sentite incómodo. Pero no te sientas incómodo sin ser consciente de que te estás sintiendo incómodo.
Sentite incómodo sabiendo tu incomodidad. De la misma forma que cuando te sentís cómodo lo sabés y lo disfrutás. Disfrutá tu incomodidad.
Sólo cuando empieces a aceptar tu incomodidad, vas a poder alcanzar la comodidad.
Es un hecho.


∇   Aprendé de las heridas

Nos enfermamos. Nos lastimamos. Tomamos un remedio y sanamos.
¿Qué pasó en el medio? GRIS.

No, gris no. Hubo un proceso de sanación. Un proceso lento en el que asimilamos lo que nos pasa. Cuando lo asimilamos, deja de pasarnos porque ya “nos pasó” y deja de ser una cosa para pasar a ser otra, el proceso inverso, la sanación.

Cuando tenemos una herida abierta, ¿cómo sana la herida?
De afuera hacia adentro. Aprendamos de nuestro cuerpo.
Sanemos de afuera hacia adentro. Todo lo que hagamos (afuera) se va a ver reflejado en nuestro cuerpo, en nuestro “adentro”.
Ser conscientes de esto nos va a permitir abordar nuestra realidad de una manera distinta.
No lo digo yo, lo dicen las heridas.


∇   Aprendé de la naturaleza.

La próxima vez que veas un atardecer, no lo veas, miralo. Miralo, analizalo, sentí qué tiene para decirte.
Vivilo, compartilo.
Sacale fotos, pero las suficientes como para todavía tener tiempo de disfrutarlo con tu cuerpo, con vos mismo.
Aprendé.

Cuando cae el sol, anochece.
Los miedos surgen, las inseguridades nos abruman.
Horas más tarde sale el sol y volvemos a confiar, en él, en nosotros, en todo.

No lo digo yo, lo dicen las nubes.

Atardecer
Atardeciendo en Villa Luro, Buenos Aires
∇   Rodeate de niños, aunque no te guste

No te vas a dar cuenta porque los cambios son sutiles.
Los chicos tienen una energía de cambio tan intensa que todo alrededor tuyo va a cambiar. Vergüenza y maldad no existen en sus diccionarios. Inocencia y picardía, si. Al poco tiempo vas a latir y explotar sentimientos en distintas direcciones, quizás imperceptibles para tus sentidos y tu razón, pero ellos lo van a sentir y van a hacer todo lo posible por volverte a llenar de “eso“.

Nathan, Toby, Lara y Jaime. Mis profes de inglés.
Nathan, Toby, Lara y Jaime. Mis profes de inglés.
∇   Tené hambre

Aprendé a pasar hambre. Dejá que te cruja el estómago hasta que no aguantes más. Comé. Probá distintas comidas.

Canguro a la BBQ. Huele raro, sabe bien!
Canguro a la BBQ.
Huele raro, sabe bien!

Llenate de asco, regocijate con alguna fritura, descubrite.
Aprendé y analizá estos procesos. Trasladalos.

Comé con tus sentidos.
Tené hambre de cosas nuevas.

De situaciones, de personas. De música.
No te llenes siempre con lo mismo.
Probá cosas nuevas, morite del asco, o regocijate con eso que descubriste que era para vos.
Pasá hambre.


∇   Mirá a la gente a los ojos

Si, son las puertas del alma.
Mirá a la gente a la cara.
¿qué esconden, qué dicen sus ojeras, que dicen sus pestañas, qué dice su nariz, qué dice su boca?
Escuchá con los ojos. Mirá con las orejas y olfateá con la boca.

Los ojos no mienten.

Ojos asombrados en un tren en Sydney.
Ojos asombrados en un tren en Sydney.
∇   Seguí tus impulsos

Corré, volá, no preguntes y preguntá.
Disfrutá, sentite mal y después bien.
Poné puntos y aparte.

Frená, meditá, aprendé y compartí.
Mirame a los ojos, es importante.

Extrañá, amá y viví como un ermitaño.
Perdete, y encontrá a ciegas el camino de vuelta a casa.
Escuchá tu respiración, tu corazón y los hormigueos de tu cuerpo.
Transformate en tu peor versión. Y viceversa. Aprendé.
Tomá muchas malas decisiones. Y viceversa. Aprendé.
Empezá a creer.

Eso, existe.

Eso, sos vos.

Eso, somos todos.

Creé en la música.
Enamorate de momentos y dejalos ir.
Seguí tus impulsos.
Viajá.
Copiá, pegá, guardá y borrá.

Si te sentís incómodo te invito a que leas el consejo número 2.

Exe Guerra Written by:

Primero fue Nueva Zelanda. Después Tonga, Asia y Argentina. En Australia encontré el amor (y la muerte). Hoy: Irlanda. Mañana: Dinamarca. Intentando descubrirme a mí mismo a través de estos textos que nacen en mi corazón.

8 Comments

  1. Horacio Guerra.
    6 mayo, 2015
    Reply

    Me encantó Exe! Te felicito por tus descripciones tan claras y precisas!! 🙂

  2. Alan Gross
    9 mayo, 2015
    Reply

    Sos gigante! La tenes atada

  3. liliana
    9 mayo, 2015
    Reply

    Congratulations¡ Sencillamente simple pero cierto¡

  4. Seba
    12 mayo, 2015
    Reply

    Gracias!

  5. Paz
    22 mayo, 2015
    Reply

    Que lindo lo que escribiste!

    • 22 mayo, 2015
      Reply

      Me alegro mucho que te haya gustado! 🙂

  6. vero
    11 octubre, 2015
    Reply

    como me reí!!! comencé con el de ir de turista aunque no consigas la working holiday visa, y luego de atrás para adelante a leer todo, muy bueno!! gracias por compartir, y ayudar al que tiene miedo de hacerlo (como yo) ja , el dejarrr la rutina y vivir la vida!!!

    • etsequiel
      12 octubre, 2015
      Reply

      Groso Vero, la vida es una sola y está para vivirla enterita, éxitos en lo que emprendas 😀

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *